BLOG
07
jul
2017

50 años con el Hotel Servigroup Galúa

Durante medio siglo, el Hotel Galúa de La Manga ha sido testigo de los cambios que ha ido viviendo la ciudad, sus tendencias y su público, entre otras muchas cosas.

 Tarta de cumpleaños del Hotel Servigroup Galúa en La Manga

Desde el año 2012 convertido ya en Servigroup Galúa, nuestro hotel en La Manga sigue recibiendo año tras año a algunos de sus más fieles clientes que lo vieron nacer hace 50 años. Al mismo tiempo, el hotel dispone entre su personal, de algunos trabajadores que desde muy jóvenes comenzaron su andadura profesional y todavía hoy siguen formando parte de su plantilla.

Por todo ello, hemos querido homenajear este 50 aniversario con una publicación algo diferente en este blog. Y para ello, hacemos protagonistas a nuestros clientes de siempre, así como a los empleados que más tiempo llevan con nosotros.

Vamos a hablar con Alejandro Iglesias y su mujer Pepita, que nos contarán desde su propia perspectiva cómo han vivido el paso del tiempo desde sus veranos en La Manga. Tendremos también una pequeña charla con Paco, nuestro recepcionista de toda la vida, y mencionaremos a otros miembros del personal que llevan más y menos tiempo entre nosotros.

Inaugurado por Manuel Fraga Iribarne en 1967, el Galúa se estrenaba en una década de grandes cambios, ubicándose en una localidad murciana que apenas era conocida fuera de nuestras fronteras. Pocos años después, un boom turístico daba un giro completo a este pueblo de tradición pesquera, y lo transformaba a su vez en un destino turístico de alto nivel.

Construyendo el Hotel Galúa de La Manga

Nuestro personal más veterano

Desde que era un adolescente, Miguel, nuestro metre, ha sido testigo de cómo veía la luz este emblemático hotel de La Manga del Mar Menor aquel 12 de marzo de 1967. Tanto él como Paco, nuestro recepcionista más veterano, han sido testigos de su extraordinario desarrollo, viendo además cómo se convertía en uno de los establecimientos más aclamados de la Costa Cálida, así como de todo el panorama nacional. Al igual que ambos, otros miembros y exmiembros de nuestro personal como José Luis (cocina), Ramón (camarero del restaurante) y Frutos (cocina) han vivido en primera persona cómo el Galúa pasaba de las manos de la empresa hispano-belga, a Hoteles Mallorquines (Grupo Sol), y de ahí a la cadena Sol Meliá para ya pasar a convertirse en 2012 en el popular Hotel Servigroup Galúa.

En un momento en que la Gran Vía de La Manga era prácticamente una carretera perdida y sin salida, y con apenas edificios, bares y establecimientos de ocio (todos siempre alrededor de la clásica plaza Bohemia y de la zona de Entremares), Miguel era testigo de la aparición en escena de un hotel que se inauguraba con un atractivo eslogan A 15 centímetros de la Costa.

Poco tiempo después, Paco, con tan sólo 19 años comenzaba a prestar sus servicios como ayudante de recepción, y se convertía con el paso de los años en uno de los recepcionistas más simbólicos y queridos del hotel.

Paco, recepcionista del Hotel Servigroup Galúa

Nos cuenta Paco, que el público del hotel ha ido cambiando en función de las modas y tendencias del momento. Y es que es un hecho que a finales de la década de los 60 y a principios de los 70, el turismo de La Manga se centraba fundamentalmente en el público británico y alemán, que con el paso de los años fue intercalándose con el sueco y el nacional. Muchos de estos clientes comenzaron alojándose en el hotel para buscar viviendas o suelos en los que invertir.

En estas fechas, la costa española estaba en la cresta de la ola, y nuestras playas y nuestro extraordinario clima eran los preferidos en Europa. Con los años, se iban promocionando otros tipos de destinos como Egipto y Túnez, cuyo talante exótico y precios desenfadados iban tentando a muchos turistas a cambiar su lugar de vacaciones. Aun así, siempre llegaban públicos nuevos y La Manga continuaba su imparable auge.

 

Alejandro y Pepita   

Nuestros más fieles clientes del Hotel Servigroup Galúa

El hotel contaba con un público nacional que se fue fidelizando poco a poco, haciendo del Galúa su auténtica casa durante sus vacaciones y fines de semana de escapada. Alejandro y Pepita son un claro ejemplo de esa clientela fiel que a lo largo de medio siglo ha elegido La Manga para pasar sus vacaciones. Ya retirados, esta entrañable pareja madrileña nos acompaña con largas estancias de hasta más de un mes, siempre que deciden alejarse un poco de la gran ciudad.

Ambos nos cuentan su experiencia con enorme entusiasmo, definiendo el hotel como el establecimiento que más ha evolucionado en La Manga. En palabras propias de Alejandro, el Hotel Galúa ha evolucionado mucho durante 50 años, incluso más que la misma Manga, que ahora es mucho más tranquila y acogedora. Hemos visto crecer a nuestros hijos veraneando en esta ciudad, pero se hicieron mayores, iban haciendo sus vidas y comenzamos a venir los dos solos.

Alejandro, muy conocido entre el personal del Galúa como el Señor Iglesias, es un antiguo trabajador de la Agencia Tributaria en Madrid, que vio por primera vez el hotel cuando estaba en plena construcción. De hecho, estuvo presente en la misma inauguración aquel 5 de mayo del 67.

El Señor Iglesias nos cuenta con gran entusiasmo que tanto él como su esposa han tenido una excelente relación con sus diferentes directores, así como con el resto del personal en sus diferentes etapas. Afirma que los trabajadores siempre les han hecho sentirse como en su propia casa, y por ello siguen siempre pendientes, y con gran ilusión, de encontrar el momento para venir a pasar unos días a este segundo hogar.

De su constante paso por el hotel conservan y siguen acumulando grandes recuerdos y muchas amistades que han ido encontrando a lo largo del tiempo.

Esperamos que Pepita y Alejandro nos sigan visitando por muchos años más, y que sigan disfrutando de sus vacaciones, al igual que Doreen, José Luis, Francisco, Ángel, Humberto, Dori y muchos otros clientes habituales más, que son fieles a La Manga y a nuestro hotel, y nos siguen visitando siempre que pueden. Un ejemplo de establecimiento, que como dicen tanto Paco como Alejandro, ha permanecido en lo alto con el paso de los años, y que al mismo tiempo sigue evolucionando y mejorando para ofrecerte un servicio adaptado a tus expectativas.

¡Te esperamos en el Galúa…!!

¿Por qué reservar en Servigroup.es?