BLOG
25
ene
2017

5 nuevos lugares interesantes para visitar en Orihuela

Hace algunos meses te ofrecíamos una primera publicación sobre Orihuela. En ella proponíamos cinco sitios muy interesantes, animándote a visitar esta bonita e histórica ciudad del sur de la provincia de Alicante.

Como bien sabes, mantenemos nuestro Hotel Servigroup La Zenia abierto durante los 12 meses del año, y las fechas de temporada media y baja son ideales para hacer una visita a la ciudad.

Y aunque Orihuela es considerada como una localidad de interior, dispone de un amplio término territorial que engloba varias pedanías que se extienden hasta la costa. De hecho, la playa de La Zenia es parte importante de la Costa de Orihuela.

Si aquellas cinco recomendaciones te dejaron con ganas de más, en esta ocasión te retamos con otras cinco nuevas propuestas:

 

1- Museo de la Reconquista

Ubicado en dos edificios históricos que fueron construidos hace dos siglos, el Museo de la Reconquista ofrece una interesante colección de objetos e instrumentos que han sido utilizados en los desfiles de Moros y Cristianos de Orihuela.

Distribuido principalmente en dos zonas, una para cada uno de los dos bandos, podrás comprobar que su fondo documental se encuentra en excelente estado de conservación.

Estamos ante una colección muy variada, en la que podrás encontrar tanto trajes de las distintas comparsas de épocas diversas, como instrumentos musicales que se utilizaban en los desfiles, fotografías emblemáticas de las fiestas y carteles promocionales de los distintos años. Destaca también una mítica maqueta que representa el castillo festero de Orihuela.

Esta histórica institución, clave en el ámbito documental alicantino, te muestra un importante contenido de su colección expuesto en una serie de vitrinas, en las que brillan sus maniquís vestidos con los populares trajes de las fiestas.

Son habituales en el también llamado Museo de las Fiestas de la Reconquista de Orihuela, sus clásicas exposiciones de materiales de la Edad Media, siempre en colaboración con el Museo Arqueológico de Orihuela.

Trajes típicos del Museo de la Reconquista de Orihuela

2- El Convento de San Sebastián

Este bello e histórico convento en Orihuela te impactará por su belleza arquitectónica, así como por su cuidado mantenimiento.

Creado en 1592, es famoso por su espectacular iglesia y por su excéntrico y cuidado jardín.

Aunque es desde sus orígenes un edificio renacentista, si te gusta el arte no te será complicado apreciar esos toques barrocos que con el tiempo se le han ido añadiendo en sus reformas. De hecho, la portada de la iglesia es indiscutiblemente barroca, y con un aspecto muy diferente al que tenía cuando se construyó.

La iglesia está levantada en una sola nave, aunque dispone de tres capillas en sus laterales.

Este histórico monumento fue construido en 1937, anexando al resto del convento tras ser demolida su antigua ermita, pero a finales de la década de 1960  se reconstruyó en su mayor parte. La intención principal: renovarlo en base a unos criterios más propios de la época. La reestructuración corrió a cargo del conocido arquitecto Antonio Orts Orts.

 

3- Palacio del Marqués de Rafal

Construido en el siglo XIX en una plaza que conserva el mismo nombre, está situado frente a la conocida Biblioteca  Pública Fernando Loeces, que seguramente te resulte familiar porque hablamos de ella en nuestra publicación anterior.

Pese a su “reciente construcción” (en comparación con otros monumentos de la ciudad), el Palacio del Marqués de Rafal de Orihuela fue reformado y considerablemente ampliado el pasado siglo XX.

Si te decides a visitarlo, te llamará la atención esa gran colección de obras artísticas de diferentes épocas,  manteniéndose muchas de ellas en el edificio desde el momento de su construcción.

No dejes de prestar atención a sus espectaculares obras de carácter gótico, así como a esas esculturas también de gran belleza pictórica.

Palacio Marqués de Rafal de Orihuela

4- El Palmeral de Orihuela

Protegido por la sierra y por el mismo Monte de San Miguel de Orihuela, y al mismo tiempo junto al popular Cerro de Oriolet, el Palmeral quizás suponga la imagen más característica a la hora de representar la ciudad. Por ello la encontrarás constantemente en postales y en carteles promocionales sobre Orihuela. Además es fácil de reconocer desde el exterior de la ciudad si vas en coche. Por ello, ya desde el primer momento te llamará la atención, seas o no un gran amante de la naturaleza.

Con unos orígenes indiscutiblemente islámicos, no te pasará desapercibida su excelente conservación, siempre visible con el paso de los siglos.

Es considerado como Bien de Interés Cultural, y también como uno de los paisajes más protegidos de toda Europa.

Pero el Palmeral de Orihuela supone también un escenario perfecto si te gusta el deporte al aire libre. Por ello, no te sorprendas si te encuentras gente practicando running o cross entre sus huertas y sus palmeras.

Por otro lado, este llamativo lugar es también considerado como una parada indispensable en las tradicionales rutas cicloturistas que rodean el Barrio de San Antón de Orihuela. En estos itinerarios, se explica a los ciclistas asistentes toda esa historia que relata la tradicional dedicación en Orihuiela a productos como el algodón, el cáñamo, la alfalfa y algunos otros, todos muy propios de su pasado islámico.

Palmeral histórico de Orihuela

5- Las minas de San Antón y el Horno de Bustamante

El pasado minero de Orihuela es interesante tenerlo en cuenta si vas a pasar unos días alrededor de esta bonita y monumental ciudad. Y por ello no podemos olvidarnos de recomendarte las minas de mercurio de San Antón. Si te decides a visitarlas, estarás ante uno de los monumentos geológicos más relevantes de la provincia de Alicante.

También resguardadas por el Monte de San Miguel, este interesante complejo minero está compuesto por el Horno de Bustamante y la Casa de los Operarios.

El Horno de Bustamante era utilizado para la misma producción de este metal, al tiempo que la Casa de los Operarios era el sitio donde era almacenado el mercurio líquido. Por otro lado, se solía utilizar también como almacén de herramientas.

Se dice que estas minas fueron descubiertas cuando un cabrero buscó un lugar en el que refugiarse de una agresiva lluvia en plena jornada de pastoreo. Por ello, se introdujo en un orificio en medio de la tierra hasta que dejó de llover.

Tras contar el cabrero a los vecinos de Orihuela cómo se había resguardado de la lluvia, se comprobó de inmediato que aquel simple boquete en medio de la tierra era toda una mina de la que se podía obtener el mercurio más auténtico.

El Horno de Bustamante en Orihuela y el Horno de Almadén, en la provincia de Ciudad Real son los dos únicos que podrás encontrar en todo el territorio nacional.

El Horno Bustamante en Orihuela

Si te mueve la curiosidad de presenciar este interesante monumento natural, es fácilmente accesible si sigues un sendero que parte de la misma Iglesia Parroquial de San Antón.

Y hasta aquí la segunda publicación sobre nuestras propuestas de visita en la ciudad y el entorno de Orihuela. Una nueva ruta que te resultará muy atractiva e interesante si decides pasar unos días con nosotros en el Hotel Servigroup La Zenia.

¡Te esperamos…!! 

¿Por qué reservar en Servigroup.es?