BLOG
07
jul
2015

Fiestas de Moros y Cristianos en Villajoyosa

La última semana del mes de Julio se celebran las fiestas patronales de La Vila Joiosa en honor a Santa Marta que ostentan el reconocimiento de haber sido declaradas de interés turístico internacional.

Estas fiestas con más de 250 años de antigüedad, rememoran la batalla entre los piratas berberiscos que intentaron conquistar la ciudad y los habitantes de Villajoyosa, que la defendieron con gran intensidad y valentía.

La mayoría de la población prepara sus barbas y sus cuerpos para la semana más importante del año. Se viven con intensa pasión cada uno de los actos que se desarrollan al amparo del nombre genérico de Moros y Cristianos. Durante estos días Villajoyosa vibra de color y música festera; la luminosidad y vistosidad de los trajes y complementos que se presentan en los desfiles de los dos bandos, unido a los cientos de músicos que interpretan constantemente las emocionantes marchas moras y cristianas por las calles, retrotraen a la ciudad a un mundo y una época diametralmente opuesta a la que se vive cada día el resto del año.

La camaradería, la amistad y por supuesto, la comida y la bebida sin límite están presentes en cada esquina, en cada rincón, ofreciendo al visitante lo mejor de nuestra tierra, invitando al disfrute y la alegría, tan característica de esta ciudad que hasta la tiene por nombre.

Pero sin lugar a dudas el acto que más singularidad y reconocimiento tiene es “El Desembarco”.

La madrugada del 28 de julio, cuando aparece el primer rayo de sol por el horizonte, el ejército Moro pertrechado en el mar se prepara para desembarcar en la bahía de Villajoyosa. Más de treinta barcos berberiscos descargan sus tropas mientras desde la playa el ejército cristiano prepara su artillería y arcabucería para presentar singular batalla en la playa y de esa forma evitar la conquista de la ciudad.

Desembarco en fiestas de moros y cristianos de Villajoyosa

La batalla es impresionante, la lucha casi deja de ser ficticia para convertirse en un monumental conglomerado de fuego, agua, gritos y teatralidad que muestra al visitante un espectáculo memorable que termina, indefectiblemente, con la victoria del ejército cristiano frente a las huestes de la media luna.

Es un excelente momento para alojarse en el Hotel Servigroup Montiboli con el fin de combinar el relax y la buena gastronomía, con la algarabía de los desfiles, las embajadas o el desembarco y por supuesto tampoco hay que perder la ocasión de beberse un nardo o una lleteta entre los vileros que reciben siempre al visitante con hospitalidad y orgullo festero.

¿Por qué reservar en Servigroup.es?